EXPERIENCIA MOTORSPORTS (PARTE 2)

Regresamos con otra de las experiencias de nuestros pilotos de Mazda Motorsports. Liam Dwyer es un claro ejemplo de perseverancia y sabe que la pasión lo puede llevar a hacer cosas que ni él, ni nadie, creían que fuera capaz de realizar.


Liam acostumbraba competir en carreras automovilísticas, cuando fue reclutado por el ejército de Estados Unidos para ser enviado a Afganistán. Nos explica que los miembros del ejército usan el término “Alive Day” como el día en el que desafían frente a frente a la muerte e inexplicablemente sobreviven.


Él vivió su “Alive Day” el 22 de mayo de 2011, cuando un explosivo detonó debajo de él. Liam perdió la pierna izquierda (indispensable para poder competir) y después de 15 cirugías muy complejas le dijeron que no podría volver a caminar. Pero Liam se rehusó a aceptarlo y se propuso regresar a la pista con el apoyo de una prótesis para competir de nuevo, fue entonces cuando lo reclutamos en 2012 para ayudarlo a cumplir su sueño.


“Los pilotos siempre tratan de que el auto y ellos sean uno mismo, pero Mazda diseñó un auto conmigo para que mi pierna estuviera atada al clutch, así que literalmente el auto y yo somos uno. Hasta el día de hoy, ya he hecho más de lo que cualquiera hubiera creído que podría hacer, Mazda vio mi potencial y me ayudó a desarrollarlo. Nunca antes me había sentido tan lleno de vida o de libertad. Cuando estoy conduciendo, estoy viviendo mi sueño. Soy el marine y conduzco para Mazda Motorsports con pasión.” — Comenta Liam con orgullo.

CONOCE OTRAS HISTORIAS