Ingenieros

EL INVENTOR

La pasión y entusiasmo de Mitsuo Hitomi por el funcionamiento del motor de combustión interna se encuentran fuertemente arraigados. Después de todo, el Jefe de Tren Motriz de Mazda, ha dedicado casi toda su vida, alrededor de 35 años, a desarrollar y mejorar los motores de gasolina y diésel.


Hitomi es también el responsable de la próxima generación de motores Mazda, pioneros en la aplicación del sistema de Encendido por Compresión de una Carga Homogénea (HCCI, por sus siglas en inglés) a un motor de gasolina dentro de un vehículo de pasajeros. Las Versiones HCCI del motor actual SKYACTIV-G cuentan con una tasa de compresión que supera el actual récord mundial de 14:1 por una asombrosa tasa de 18:1.


Este motor de última generación con tecnología de punta permite una tasa de compresión extrema que se traduce en prescindir de la necesidad de una chispa para encender el motor, lo que permite una combustión mucho más completa, con un mejor resultado en la eficiencia del consumo de combustible y una reducción en las emisiones.


El sistema HCCI es una tecnología que muchos otros han probado y fallado en el intento, sin embargo, Mazda está determinada, así como lo fue con el motor rotatorio, a completar la tarea de aplicarlo en un vehículo de pasajeros de manera exitosa.


Hitomi nos dice: “Cuando tomas en cuenta el rápido crecimiento del número de vehículos en mercados emergentes donde los híbridos y eléctricos no son tan populares, que las ventas globales anuales se estiman en exceder los 150 millones de unidades para el 2030, y que el 90% de esas ventas totales todavía están propulsadas por un motor de combustión interna, es entonces cuando siento que es mi deber, en beneficio del medio ambiente, mejorar la eficiencia de ese motor y darle un poco más de tiempo a la humanidad mientras se descubren fuentes de energía más limpias”.

CONOCE OTRAS HISTORIAS